¡PUEBLO DE DIOS, YA TODO ESTÁ CONSUMADO!
 

 

   

 LLAMADO DE SAN MIGUEL AL PUEBLO DE DIOS

 


 
Gloria a Dios, Gloria a Dios, Gloria a Dios, que la paz del Altísimo, este con todos vosotros, heredad de mi Padre.

 
   Hermanos, soy vuestro hermano Miguel, y hoy quiero deciros, que todo está por cumplirse conforme a la voluntad de mi Padre. Estáis en el no tiempo, la justicia divina está a punto de desencadenarse sobre todas las criaturas y la creación; ¿quién podrá resistirla?. ¡Ay de vosotros mortales, porque la justicia de Dios es recta e inexorable y viene a restablecer el orden y el derecho en todos los confines de la tierra!.



  Ya se acercan los jinetes de la justicia divina, vienen a derramar sus copas con toda clase de pruebas; alistaos pueblo de Dios, porque la hora ha llegado; estad listos para el combate espiritual, estad listos para que os unáis en oración a los ejércitos de mi Padre.



  Hermanos, ya estoy en medio de vosotros con todo el ejército de mi Padre, bajo la dirección de nuestra Señora y Reina; pedid nuestra protección y gustosos os la daremos. Los años que están por llegar serán de purificación, por eso preparaos para los acontecimientos que están por desatarse; os digo, que toda la creación y las criaturas serán purificadas, puestas a prueba y pasadas por el horno de la tribulación. El que se aparte de Dios perecerá, porque sin Dios no sois nada. Acordaos de lo que os viene diciendo nuestra Señora: Estáis en los tiempos en que la prioridad debe ser la oración y el recogimiento.



  Os anuncio que los días de paz están por terminar, disfrutad de estos últimos días que mi Padre os regala, para que compartáis en familia; alabad la gloria de Dios y su misericordia, dad gracias al Dios de la vida, porque es eterno su amor. Todo está a punto de ser transformado, grandes cambios sufrirá vuestro mundo, que jamás mortal alguno había llegado a ver. Pueblo de Dios, ya todo está consumado. Muy pronto las aves os darán una señal, el universo entero comenzará un nuevo ciclo y todo cuanto conocéis cambiará.



  Esta creación pasará, junto con esta generación pecadora, el fuego de la justicia divina todo lo transformará y unos nuevos cielos, una nueva tierra y una nueva generación, serán el deleite de mi Padre. La paz, el amor y la vida en el Espíritu, anunciarán el tiempo de Dios. No perdáis pues hermanos el poco tiempo que os queda, por ir en busca de vanidades; aprovechad estos últimos días, para que os preparéis para la gran batalla espiritual; ¡despertad de vuestro letargo espiritual, pueblo de Dios!; permaneced unidos en oración y en obediencia a la voluntad de mi Padre; acatad las instrucciones que os daremos, para que caminéis tomados de la mano de nuestra Señora y Reina María y podáis llegar seguros a las puertas de la Jerusalén Celestial.



   Reconciliaos lo más pronto posible con la Trinidad Santa, porque cuando las trompetas de la justicia divina terminen de sonar ya no habrá marcha atrás. Aprovechad la última oportunidad de misericordia que mi Padre os dará
(*), para que salvéis vuestras almas; que no os coja el llamado de mi Padre, sin estar preparados, para que no os lamentéis; por eso apresuraos a poner en orden vuestras cuentas (**) - para que cuando llegue el Justo Juez -  podáis ser justificados y no tengáis de qué lamentaros. La hora se acerca, el despertar de conciencias está tocando a la puerta de vuestras almas; velad y orad, porque todo está por comenzar.



   Invocad mi protección a todo instante y decid:

   Oh San Miguel Arcángel, Príncipe de la Milicia Celestial, sé mi custodio de noche y de día y junto con mi Madre María y mi Ángel de la Guarda, intercede por mí, para que pueda sobrellevar estos días de purificación; aceptándolo y ofreciéndolo todo por la salvación de mi alma, la de mi familia y el mundo entero. Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo, que se haga la santa voluntad de Dios, por los siglos de los siglos. Amén.



Soy vuestro hermano, Miguel Arcángel. Gloria a Dios, aleluya, aleluya, Aleluya, y paz a los hombres de buena voluntad.

 

(*) El Aviso.

(**)  En lo posible una confesión de vida, por una sola vez.
 

Mensaje entregado a Enoch, Diciembre 19 de 2011

 


 

Portada

 

Página anterior y principal (Meditaciones)

Página siguiente (Vengo a tocar la puerta de la conciencia de ....)

 

  

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

Dios Padre habla a Sus hijos

 Meditemos con Jesús (importante)

Reflexiones y mensajes de María

Oraciones diversas

Selección de Letanías

Selección de Novenas

Oraciones Virgen María

Videos de música religiosa (popular)

Rosarios, Coronas y Coronillas

Nuestra Biblioteca

Hablemos de....

Prayers (English)

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.