Rosario por los Sacerdotes

 

 

 

 

 

 

Inicio con el Salmo 109

 

Tú eres sacerdote eterno, según el rito de Melquisedec.

Oráculo del Señor a mi Señor:

Siéntate a mi derecha,

y haré de tus enemigos estrado de tus pies.

Desde Sión extenderá el Señor el poder de tu cetro:

Somete en la batalla a tus enemigos.

Eres príncipe desde el día de tu nacimiento,

entre esplendores sagrados;

yo mismo te engendré, como rocío,

antes de la aurora.

El Señor lo ha jurado y no se arrepiente:

Tú eres sacerdote eterno, según el rito de Melquisedec.

 

 

 

Primer Misterio

 Santísima Trinidad, te pedimos les concedas a los sacerdotes del mundo entero, las virtudes de la Fe, Esperanza y Caridad, para que se acerquen a Ti y nos guíen hacia Ti.

Un padre Nuestro, Diez Ave Marías y Gloria.

Suba a Ti nuestra oración, como incienso del Altar Sagrado.

 

 

 

Segundo Misterio

Santísima Trinidad, te pedimos les concedas a los sacerdotes del mundo entero, los dones del ayuno, limosna y oración constantes, para que se acerquen a Ti y nos guíen hacia Ti.

Un Padre Nuestro, Diez Ave Marías y Gloria.

Suba a Ti nuestra oración, como incienso del Altar Sagrado.

 

 

 

Tercer Misterio

 Santísima Trinidad, te pedimos les concedas a los sacerdotes del mundo entero, ser libres de los escándalos, críticas, pobreza, soledad, vicios, errores y terrores, protégelos del mal, para que se acerquen a Ti y nos guíen hacia Ti.

Un padre Nuestro, Diez Ave Marías y Gloria.

Suba a Ti nuestra oración, como incienso del Altar Sagrado.

 

 

 

Cuarto Misterio

Santísima Trinidad, te pedimos les concedas a los sacerdotes del mundo entero, la sabiduría para mantenerse firmes y fieles a Tu Palabra en este peregrinar, para que se acerquen a Ti y nos guíen hacia Ti.

Un padre Nuestro, Diez Ave Marías y Gloria.

Suba  a Ti nuestra oración, como incienso del Altar Sagrado.

 

 

 

Quinto Misterio

Santísima Trinidad, te pedimos les concedas a los sacerdotes del mundo entero, la pureza, mansedumbre y santidad de Nuestro Señor Jesucristo, para que se acerquen a Ti y nos guíen hacia Ti.

Un padre Nuestro, Diez Ave Marías y Gloria.

Suba  a Ti nuestra oración, como incienso del Altar Sagrado.

 

 

 

Oración Final

Santísima Trinidad, ilumina a nuestros sacerdotes, y cuídalos como hijos predilectos, para que honren siempre el óleo santo con que fueron bendecidos y elegidos para su ministerio.

Jesús sacerdote eterno, cuida a tus sacerdotes, que siempre en sus corazones estés Tú primero. Amén.

 

Hilda Soto Jiménez

 

 

Recomendamos

 

La fascinación del pecado de la carne

 

 

 

 

MARIA NOS DICE: ADOPTAD UN SACERDOTE, LEER

 

 

Rosario de la Armada

(acompáñenos los días 25)

 

 

 

Página Principal Rosarios y Coronillas

Página Anterior Decenario de la Pasión

Página siguiente Coronilla ayuda Almas del Purgatorio

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

 

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.