NO DEJÉIS AL CIELO, POR EL MUNDO

 

 


  

 

Te invito a difundirlos y traducirlos

 

     

      

 

  

A MI AMANTE RESTO FIEL:

(HABLA SAN JOSÉ)

¿Mi Tan Amado San José?

Pequeñita (Lo percibo muy triste)

Nuestra Madre está muy triste por todos sus hijitos con los que contaba y han decidido dar las espaldas al Santo Cielo. Es una pérdida grandísima, no sólo para los Hermosos Diálogos, sino para la humanidad como un todo, y he Querido, siempre con el Permiso de Nuestro Amadísimo y Santo Padre Dios, exhortaros una vez más.



Pequeños, os habla vuestro Padre San José. Os lo suplico no despreciéis los encargos del Santo Cielo porque es una gran pérdida total. Lo que El Cielo requiere de cada uno de vosotros no es más que lo que cada uno está capacitado y puede dar.

 

 

Si os confiáis al Cielo, este verá por vuestras familias, moribundos y necesidades. Si, por el contrario decidís, con vuestro libre albedrío, seguir vuestros deseos y rutas humanas, muy tarde os daréis cuenta de vuestro error.

 

 

 El Cielo no escatima Bendiciones, pero los que no deseen trabajar para El Reino no necesitarán tantas Bendiciones y Dones que estaban destinados a ustedes y serán almacenados en el Santo Cielo para entregar a los pocos que sí han creído y sí han querido. No desperdiciéis tanto amor que vuestro Padre ha colocado en vosotros. Cada uno de vosotros que deserta de las filas de María Santísima, ocasiona un dolor como puñal en Su Sacratísimo Corazón. Por eso os suplico, os exhorto: NO DEJÉIS AL CIELO POR EL MUNDO, que el mundo no os pagará, más bien os retendrá como a prisioneros de guerra porque el Maligno sabe que tenéis Misión y os atacará con mayor crudeza.

 

 

No os despeguéis de Vuestra Madre, en especial vosotros que tenéis misiones grandes con El Cielo y la paz inundará a vuestros Corazones y por Mi pobre mediación a vuestras familias. No lo podéis hacer obligados, por eso os lo suplico, si estáis pensando que no queréis estar más al servicio del Cielo os lo digo “más vale entrar cojos al Reino de los Cielos que ser echados completos a la gehena”(*), es decir , Pequeños también míos, más bien quitaos las tentaciones que os hacen reincidir en pecado, pero no tratéis de prescindir del Santo Cielo que es un error que cargaréis por la eternidad. ¿Lo podéis entender, Pequeñitos muy Nuestros? Nada os faltará, os ha dicho El Padre, os ha afirmado Mi Amadísimo Hijo Jesucristo Rey de reyes y Señor de señores, pero sin vuestra buena disposición y voluntad no hay algo que El Cielo pueda hacer.

 

 

CONSAGRAOS CONSAGRAOS CONSAGRAOS, que el tiempo no es más tiempo y vosotros seguís jugando como el ratón que corretea a su sombra. Dejad de correr tras las ilusiones del mundo, que se desvanecen en cuanto creéis que las vais a alcanzar; volved el rostro a Dios Padre y pedidle que os aceptar de nuevo a cumplir vuestra Misión. Poned TODO vuestro corazón en ello y confiadme a vuestros hogares y familias.

Os Amo

Vuestro padre putativo,

Su amante y amado San José.

 

 



(NUESTRA SANTÍSIMA MADRE)

Madre Santísima?

Pequeñita (La siento muy triste)

Mis Hijitos que han sido guiados por Mi Santa Mano hasta acá, muchos no desean tomar con la seriedad debida los encargos del Cielo y desean seguir dando migajas al mismo. No es tiempo de migajas sino de soldados que completen su Misión y de seguir así sucumbirán ante los embates del Maligno. Ya, Pequeña, no sabemos cómo más decirles que los acontecimientos ya penden sobre sus cabezas y lo ven en lo que ahora sucede a su derredor, y quieren seguir dando migajas, y no tendrán ni ello si no se consagran y comprometen como os lo He Solicitado.

 

 

La Consagración de Rusia no se dio y ved lo que ha ocurrido con Mi Fiel pueblo cuando ha rechazado Mi Amante y Maternal Protección.

 

 

¿Queréis ser como Rusia que no se consagra y los embates le vienen uno tras otro, o seréis como los países que con valor se arrodillan y piden piedad?

 

 

Comparaos con los países que veis a vuestro derredor y sabed que de cada uno de ustedes depende la decisión que toméis. CONSAGRAOS CONSAGRAOS CONSAGRAOS para así dadme su amante permiso de ser guiados por esta Madre Dolorosísima que os ama a más no poder y es silenciada por vuestros cotidianos deberes.

 

 

 El DEBER es con El Santo Cielo, ¡Entendedlo!, que el enemigo anda como león rugiente (**) y es aun más cruel con Mi Hijitos ya marcados por Mi Amor. A vosotros os hablo, amante Resto Fiel, y os exhorto a no dar un paso atrás y a dejar por El Cielo aquello que represente tentación en el mundo. Alejaos de ella (de la tentación) porque de los contrario os alejaréis del Santo Cielo y son algunos con quienes el Cielo ya cuenta, no desertéis, porque los embates se recrudecen y han sido preparados para estos momentos todos y cada uno de vosotros, ninguno irá a la guerra sin la preparación debida. Os He elegido para que combatáis a mi Lado, no Me defraudéis, Pequeños, que la batalla arrecia y os necesitamos completos para El Cielo. ¿Lo aceptáis, vuestra Madre tiene su Fiat? Decídmelo en oración y Yo os protegeré, pero tenéis que comprometeros.

ORAD ORAD ORAD

Os Amo, Vuestra Amante Madre Suplicante

 



(HABLA NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO)

¿Pequeñita amada?

¿Mi Jesús?

 

 

Así mismo como te decimos: “Escribe” y dejas todo y lo haces y no te limitas a lo mínimo, así Mis Hijitos deben hacer o no prevalecerán. Los Caminos se angostan conforme el tiempo avanza y los que hace un poco (veo que son tres años) podían estar en El Camino con lo que sus fuerzas les mantenían, ahora ellos no estarán más si no se colocan al centro mismo del Andar. Es, Pequeña, como una carretera que se va acortando de los lados y sólo los que están al centro permanecen. Esto es lo que ha ido sucediendo, así que aunque creáis que no estáis pecando mortalmente, vuestro desempeño deja mucho que desear y comenzáis a sentir el desasosiego del pecado. La Luz del Padre se fortalece al llegar a la tierra pero se va centrando cada vez más en su resto fiel, así que, Pequeños, acercaos a La Luz Santa no seáis mediocres que os lo he dicho: ES ÉPOCA DE HÉROES, NO DE MEDIOCRES porque si no lo hacéis como os lo solicito no quedareis hasta el mero final.



 
(HABLA SAN MIGUEL ARCÁNGEL)

¿San Miguel?

Así es, Pequeña

Esta vez les hablamos al Resto Fiel, para que lo sepan. Exhortando, guiando y advirtiendo, no andéis vagando por los bosques fuera del campamento porque el enemigo acecha, manteneos reunidos en el regazo de Vuestro y Nuestro Padre Dios. Habéis ido viendo cómo los mensajes y señales del cielo se focalizan cada vez más en un menor grupo de personas conforme el tiempo avanza. No desertéis y haced caso de lo que con Tanto Amor se os dice y amonesta. Han sido preparados en el Amor, en la Verdad y en la Fortaleza; manteneos y no os salgáis de las filas que el combate arrecia. No os salgáis de la Gracia de Dios Padre que es permiso para que el enemigo os ataque, no lo probéis, no lo hagáis que la lucha es descarnada y son los destinos postreros que están en juego.

DISCERNID DISCERNID DISCERNID

Os Amo

San Miguel Arcángel

 



(HABLA DIOS PADRE)

Abby

Pequeña niña Mía

Este tiempo se ha cerrado, lo acontecimientos tan anunciados y esperados por unos, y temidos por otros ya están sobre ustedes (veo un cielo cubierto por nubes grises cargadas de tormenta, ya hay rayos y chispea, en muy poco la tormenta comenzará) .Así está, Pequeña, y Mis Hijitos siguen sin refugiarse debidamente.

 

 

Es a Mi Resto Fiel a quien llamo a agruparse, a refugiarse, a unir sus fuerzas y no desgastarse con los quehaceres inútiles; agrupaos y recogedse en oración, no andéis por el mundo gastando vuestro tiempo inútilmente, ni vuestra salud, ni vuestra energía. Guardadla para el combate espiritual, que ya veis como está el Cielo y vosotros creéis que detrás está el sol de mediodía, OS LO DIGO: NO LO ESTÁ.

 

 

Primero pasará la tormenta y TODO lo predicho por Mis Fieles Profetas. Recordad, Pequeños, que Cielo y tierra pasarán pero ni una tilde de Mi Santa Palabra se cambiará ni dejará de suceder (***). En estos tiempos acordaos de mi siervo Noé, cómo se burlaron de él, pero estudiad cómo obedeció a Su Santo Padre y salvó por esa obediencia y fidelidad la misma existencia de la humanidad. Noé no fue terco y Me hizo esperar a que su voluntad se juntara a la Mía, queriéndolo o no, MI SIERVO OBEDECIÓ y en el tiempo estipulado POR MÍ los acontecimientos llegaron. El resto del mundo pereció bajo las aguas. ¿Queréis ser como los hombres necios e incrédulos ó como Mi siervo Noé? Y sabéis que también el destino de vuestras familias depende de vuestra decisión y apego a Mi Casa.

Os amo,

Vuestro Padre Dios Altísimo

Colocad A l-a l-e-t-r-a este Nuestro Diálogo con las criaturas y quedaos en Mi Amor y con la bendición de mi amadísimo Hijo, de San José y de vuestra Santísima Madre. Amen, Mis pequeños, amen

Amen, San José Amado, Amen San Miguel Amado, Amen Mi Santísima Madre, Amen Mi Amado Jesús, Amen Padre Tan Nuestro, amen Casa Amada del Padre, amen…

(*) Marc 9:43

(**) 1Pedro 5:8

(***) Mat 24:35

HDDH

(Febrero 28)

Año del Señor 2013

 

 



 

Si quiere seguir con "Y María del Getsemaní"

 

Página siguiente

 

 

 


 Los mensajes entregados a "Y María del Getsemaní"

 

 

 


  

 

 

 


 

Página anterior y principal (Meditaciones)

 

Página siguiente (Los que han tenido curiosidad por......)

 

 

 

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Reflexiones y mensajes de María

 

Mensajes: El Libro de la Verdad

 

Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.