EL SANTO ROSARIO PRIMERA PARTE

 

 

 

 

 

 

¿QUIÉN LEYENDO ESTO TIENE CORAZÓN PARA NEGÁRSELO?

(HABLA DIOS PADRE)

Pequeña, pequeñita de Mi Sagrado Corazón. Sabes porque te hemos dicho que “ya no vives de espejismos. (Que es el título del LIBRO V)

No totalmente, pero sí un poco

Lo decimos porque ya Vives en La Verdad, no en las falsas ilusiones que el mundo, como ente, te ofrece. Ya sabes, Pequeña, y los que leen estos HDDH (Hermosos Diálogos Didácticos para la Humanidad) también. Ya saben que hay un BIEN absoluto, y el resto está teñido de mal y engaño; por eso tanto tu como los que siguen estos Hermosos Diálogos ya no viven en el espejismo (Abba me muestra el reflejo en el agua de un rostro y detrás una ciudad asombrosa, como de oro, entonces alguien mete una ramita y agita ligeramente el agua distorsionando así la imagen ).

 

 

 Eso es lo que tus hermanitos que viven de espejismo corretean en su frenética carrera, basta una minúscula piedrita o una pequeña sacudida y se esfuma el espejismo, que en tu mundo, en el que vives, es la ilusión de todo lo que es fama, prestigio, fortuna y acumular lo material y atesorarlo. El que Vive en la Verdad lo que ve es el rostro que se refleja, no el reflejo: AMÉN y SIRVAN a la única Realidad inmutable que soy Yo, Pequeña, y Mi Amor por vosotros, eso es ya real para los que no viven de espejismos.



Ahora, Pequeña, vamos a un tema que el cielo ha pospuesto hasta ahora por darle un lugar especial: EL SANTO ROSARIO.



(HABLA UN ÁNGEL DEL SEÑOR)

Ya, Pequeña, se te habían ido dando reflexiones de cada Misterio, porque son insondables pero a aquellos que los rezan DIARIAMENTE como Nuestra Señora y Ama lo ha establecido, se les va dando día a día la fuerza para que puedan con los acontecimientos de cada instante.

 

 

 La Virgen, Nuestra Reina y Señora (el Ángel se hinca) lo ha solicitado como una honda (**), como la de David contra el gigante Goliat: esa honda es el Santo Rosario (el Ángel se hinca con reverencia y trae un ramo grande de rosas) Es ofrecerle este ramo de rosas preciosas a Nuestra Señora y si vieran la Gran Alegría con que Ella lo recibe, no dejarían de hacerlo constantemente.

 

 

Es tanto el dolor insoportables y el sufrimiento tan atroz que tolera por amor a ustedes que no podrán negar esta pequeñita momentánea alegría de llevarle el regalo que tanto anhela: Que es este Hermoso ramo de rosas blancas. Nuestra Señora en su Infinita Humildad y Sabiduría Absoluta no pide nunca nada para Ella, pero El Rosario que si bien también es para ustedes porque constituye la protección diaria NECESARIA y mas en estos maléficos tiempos, es para Nuestra Reina un pequeño goce en medio de tanta atrocidad y dolor.

 

 

¿Quién leyendo esto tiene corazón para negárselo? Sabemos que toma un poco de tiempo, porque es como ir al campo a recolectar el ramo de rosas, no más; pero entre más el alma esté en posición de Darle Su Amor y Su Entrega durante El Santo Rosario más fragantes y hermosas son las rosas. No le deis un ramo enclenque (***) y casi marchito, ¿No merece un ramo así?

 

 

Piénselo en cuanto comiencen a rezar, orar, que uno a uno, misterio a misterio, están juntando su decena de rosas. Traer un alma de regreso al Camino es el regalo más grande, además de traerse ustedes mismos (el Ángel ríe un poco al decirlo). Es decir, y río porque, Pequeñitos, olvidan lo más obvio, muchos de ustedes están en sí mismos viviendo en pecado y perdidos del Camino y así quieren regresar a otros…



(HABLA DIOS PADRE)

No, Mis Niños, El Santo Rosario no es un lujo, sino una necesidad: Quieren tener con qué defenderse del Maligno, ahí está: ármense de la honda de David, que ir a una lucha cuerpo a cuerpo contra el gigante Goliat sin ella es una insensatez, pero mis Hijitos (lo dice Abba con tal ternura!) creen que traen armadura cuando ¡pobrecitos! van desnuditos a la pelea contra guerreros que son demonios, así, Mis Amados Niños, que ya lo saben.



(HABLA NUESTRA SANTÍSIMA MADRE)

Pequeña Mía de Mi Inmaculado Corazón

¿Madre? ¿Jesús?

Siempre vengo antes que Mi Hijo porque allanando El Camino aprestando (****) su llegada.

Mi Rosario, Pequeña, como bien te lo ha dicho Mi Amadísimo Padre Celeste (Nuestra Señora se hinca en profunda reverencia) es para ustedes. Lo he venido pidiendo porque os necesito proteger día a día, situación a situación, casi instante a instante, los que estáis perdidos lo necesitáis para defenderos en regresar al Camino; los que ya estáis en Gracia, para manteneros porque los ataques, Mis Pequeños, (Nuestra Madre me Muestra Su Corazón rojísimo-púrpura de Amor por nosotros, sus hijitos) los ataques no cesan y día a día los demonios, sin piedad, están tratando de desviar a los míos.

 

 

Tomad esta honda de David que el Cielo ha preparado para protegeros, así como en La Carta de San Pablo habla de los dardos de fuego del Maligno, así aquí, Mis Pequeños les doy con qué combatirlos, no sólo con la necesaria armadura sino con esta honda combatid para que os podáis mantener de pie y sobre el camino.

 

No os confiéis de vuestras propias fuerzas y argucias que no son nada contra el Maligno porque es Ángel de gran inteligencia puesta al peor de los usos y de un odio atroz, que es a Ofender a Nuestra Amadísimo Padre, haciéndoos pecar y además haciéndoos creer que eso no es pecado, alejad a estos monstruos de Maldad con la honda de David, protegeros de vuestros ataques.

 

Mis pequeños guerreros portan cada día su arma que su Madre del Cielo, les ofrece. Tómenla, Pequeñitos, no seáis necios que sois muy débiles y pequeños. Desde la Santa Humildad sabréis que - es más - no podréis manteneros hasta el final sin el rezo DEBIDO del Santo Rosario. Sabemos, en el Cielo, que es tiempo pero es tiempo que inviertes, si así lo desean entender, en lo único incorruptible, que es en su Destino Eterno.

 

Si dedican tiempo a ahorrar para algo temporal como un automóvil, o a embellecer sus cuerpos, ¿qué no darán un poquito cada día para su Hogar Eterno, para su propia eternidad?

 

¿Cuánto tiempo os lleva, no tenéis ese ratito de hora que podéis quitar al televisor para darlo a Vuestra Madre que os lo solicita para Su Salvación? Pensad en ello, reflexionad y actuad que no hay tiempo

 

 

 (HABLA NUESTRO SEÑOR JESÚS)

El Santo Rosario, Amada Mía, es necesario; básteles saber que Mi Santísima Madre lo ha pedido para satisfacer Su Suplica. No merece explicación la Santa Súplica de una Madre. Haced lo que ella os dice, Ovejas de mi grey ¡Hacedlo YA!, para que os mantengáis unidos a Mí, Su Divino Pastor, Su Santo Señor, Su Amigo.



Pequeñita, lustrad y poned al calce las reflexiones que os HE dado (*****) y decidles a los más pequeños que si oran debidamente les enviaré con Mis Ángeles luz sobre los Santos Misterios del Cielo, pero rezad con el corazón en la boca, no como si vendieran frutos en la calle, con el alma puesta en ello. Amén, niña mía.



Amén, Mi Divino Pastor, Mi Señor, Mi Amor…



Decidles, Pequeña, que esta reflexiones que os Doy como premio a vuestra oración de entrega, como las Revelaciones que a ti te di, Pequeña, son lo que cada uno necesita aprender de El Misterio. Que vean cómo te los dije a ti, sabiendo que ellos pueden alcanzar a escuchar de Mí Mismo, Pequeña, como Gran Intuición o imagen mental lo que Yo, Jesucristo Rey de Reyes y Señor de Señores, os revele. Haced la prueba y confiad en Mi Promesa. Amén, niña Mía.

¡Amén, Jesús Amado, Amén!

Del Cielo me solicitan que ponga El Regalo que Me dieron que son Los Misterios del Getsemaní, además de haberme aclarado profundas dudas que tenia, durante el Rezo del Santo Rosario. Es un regalo inconmensurable del Cielo y una Promesa, que a mí ya Me Cumplieron al hacerlo humildemente, con fervor, fe y entrega; háganlo de igual manera para que reciban el regalo que tan generosamente nos ofrecen. El Santo Rosario – en mi caso particular los Santos Misterios del Getsemaní – se han vuelto mi fortaleza y mi Refugio Seguro y Constante.

(*) Hermosos Diálogos Didácticos para la Humanidad

(**) honda. (Del lat. funda). 1. f. Tira de cuero, o trenza de lana, cáñamo, esparto u otra materia semejante, para tirar piedras.

(***) enclenque. (De or. inc.).1. adj. Débil, enfermizo.

(****) aprestar v. tr. Preparar o disponer lo necesario para una cosa: aprestó los utensilios de pesca.

(*****) Ver EL SANTO ROSARIO II en página siguiente

(Enero 27)

Año del Señor 2013 Y María del Getsemaní

 

 

 

 

 

Si quiere seguir con "Y María del Getsemaní"

 

Página siguiente

 

 

 

 

 

Página anterior y principal (Meditaciones)

 

  Página siguiente (El Santo Rosario Segunda Parte)

 

 

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Reflexiones y mensajes de María

 

Mensajes: El Libro de la Verdad

 

Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.