LETANÍAS DE LAS SANTAS LLAGAS Y DE LAS HERIDAS MÍSTICAS DE JESÚS Y MARÍA

 

 

 

 

 

Señor, ten piedad de nosotros.

Cristo, ten piedad de nosotros.

Señor, ten piedad de nosotros.

 

Cristo, escúchanos.

Cristo, ten piedad de nosotros.

Dios Padre, Rey de los Cielos, ten piedad de nosotros.

Dios Hijo, Redentor del mundo, ten piedad de nosotros.

Dios el Espíritu Santo, Tú eres Dios, ten piedad de nosotros.

Santísima Trinidad, eres un solo Dios, ten piedad de nosotros.

Santísima Virgen María, Madre de los Dolores, ruega por nosotros.

Santa Marta de Chambon, ruega por nosotros.

 

 

Las heridas de Cristo y de María, fuente de la misericordia eterna, curen las heridas de nuestra alma.

Las heridas de Cristo y María, Río de la Vida y la Gracia, curen las heridas de nuestra alma.

Las heridas de Cristo y María, la propiciación por nuestros pecados, curen las heridas de nuestra alma.

Las heridas de Cristo y de María, nuestro remedio divino y saludable, curen las heridas de nuestra alma.

Las heridas de Cristo y de María, fuente de amor y de salvación, curen las heridas de nuestra alma.

Las heridas de Cristo y María, tesoro inestimable de la gracia, curen las heridas de nuestra alma.

Las heridas de Cristo y María, el terror de los demonios, curen las heridas de nuestra alma.

Las heridas de Cristo y María, que aplacáis Justa Ira de Dios el Padre, curen las heridas de nuestra alma.

Las heridas de Cristo y María, que canceláis el castigo divino, curen las heridas de nuestra alma.

Las heridas de Cristo y María, que planea destruís el diablo, curen las heridas de nuestra alma.

Las heridas de Cristo y María, que suscitáis santos y mártires, curen las heridas de nuestra alma.

Las heridas de Cristo y María, la salvación de los pecadores, sanar las heridas de nuestra alma.

Las heridas de Cristo y de María, nuestra fuerza y protección, sanar las heridas de nuestra alma.

Las heridas de Cristo y María, reveló a la Hermana Marta Chambon, curen las heridas de nuestra alma.

Las heridas de Cristo y María, una promesa de la salvación, curen las heridas de nuestra alma.

Las heridas de Cristo y María, que mudáis el destino del mundo, curen las heridas de nuestra alma.

Las heridas de Cristo y María, la fuerza en medio de la tentación, curen las heridas de nuestra alma.

Las heridas de Cristo y de María, nuestra alegría y gozo, a sanar las heridas de nuestra alma.

Las heridas de Cristo y de María, Amor Secreto y la santidad, a curen las heridas de nuestra alma.

Las heridas de Cristo y María, la salvación de las familias y de la Santa Iglesia, a curen las heridas de nuestra alma.

Las heridas de Cristo y María, la fuerza y el coraje de los Santos Mártires, curen las heridas de nuestra alma.

Las heridas de Cristo y de María, consuelo de los moribundos, a curen las heridas de nuestra alma.

Las heridas de Cristo y María, el alivio de las almas del Purgatorio, curen las heridas de nuestra alma.

Las heridas de Cristo y María, se revela en Jacareí, curen las heridas de nuestra alma.

Las heridas de Cristo y María, la devoción renovada en Jacareí, curen las heridas de nuestra alma.

Las heridas de Cristo y María, la devoción de los 'últimos tiempos', curen las heridas de nuestra alma.

 

 

Cordero de Dios que quita los pecados del mundo, por tus Santas Llagas, que nos perdone, señor.

Cordero de Dios que quita los pecados del mundo, por tus Santas Llagas, escúchanos, Señor.

Cordero de Dios que quita los pecados del mundo, por tus Santas Llagas, ten piedad de nosotros, Señor!

Virgen con el Redentor Corredentora, por los méritos infinitos de tus heridas místicas, ora a tu Hijo por nosotros.

 

 

 

 

Oremos:

 

    Oh Dios, Nuestro Señor, que por medio de las apariciones de Su Hijo Jesucristo y la Santísima Virgen María a la Beata Sor Marta de Chambon, y las apariciones de Jacareí, nos han revelado el "tesoro de valor incalculable" de las Santas Llagas y de las heridas y mística de Santa María, Madre de Dios , concédenos que, en ya través de estas mismas Chagas, hemos sido sanados de nuestras heridas espirituales y temporales y ven la virtud y eficacia de su gloria eterna de la salvación . AMÉN.

 

 

Agradecimientos: María C. Bustamante

 

 

Página anterior  (Letanías)

 

Página siguiente (Letanías de los enfermos)

 

 

 

 

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Reflexiones y mensajes de María

 

Mensajes: El Libro de la Verdad

 

Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.