EL IMPOSTOR Y EL MUNDO
 

 

        

 

 

 

 

(HABLA NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO)



DURANTE EL REZO DEL SANTO ROSARIO DEL GETSEMANÍ (*)


 


PRIMER MISTERIO:

EL SUFRIMIENTO SOCIAL DE NUESTRO SEÑOR
 


    Pequeña Mía, se que te entristece grandemente el tema del Anticristo, porque no ves cómo puede “pretender” comparase Conmigo, cuando no es ni una migaja de polvo en la suela del calzado, como hombre no es ni eso; pero, Pequeña, así como vosotros, Mis hijitos, Mis pequeños, Mis amados son “poquitos” al ser sólo hombres y mujeres, grandes son al aliarse con su Rey, con su Divino Maestro, al ser receptáculos de la Divinidad. Así mismo, pequeña, este hombre que no es nada en sí mismo, se ha engrandecido por los poderes que le da Satanás. ¿Lo entienden, Mis niños?



    Vosotros esperabais a alguien que previamente teníais en la imaginación, que fuera lo contrario a su Divino Pastor, Su Señor, Su Amor, Su Fiel Amigo. Recordad que es El Impostor, que viene como manso cordero hablando de “Paz y seguridad”, pero detrás es como trama lo que verdaderamente ha de hacer. Este es quien no ha podido revelar sus auténticas intenciones hasta que tenga el control total, como ha sido planeado.



    Esto es algo Maligno de entre lo más maligno que se ha ido gestando desde hace centurias, milenios, si queréis, pero que ahora se acerca al poder total que obtendrá del Mal mismo encarnado ¿Lo podéis comprender?



    Este ser, anti-ser es el anticristo que camina, habla y anda entre vosotros. Es una criatura a la que rendís culto y tributo, aún no abierta adoración, pero en círculos herméticos y cerrados sí que se le rinde adoración, sólo propia a Dios.



    Este ser, Pequeña, es quien más poder detenta en el mundo, es quien tiene el poder de desatar la guerra nuclear en instantes y devastar la creación de Mi Amado Padre, ¿Quién es quién tiene ese poder?, preguntáoslo y ahí tenéis vuestra respuesta.



    Sólo quienes se rehúsen a ver permanecerán ciegos porque los acontecimientos ya son abiertos y flagrantes. Como os insiste Mi Amadísima Madre María: No esperéis hasta el Aviso para mudar, haced lo propio. Si no habéis creído, hasta ahora; es tiempo que difundáis este mensaje y comencéis a hacer lo propio para salvaguardaros.



    Mis Pequeños, no temáis los que estáis conmigo, no temáis ni aunque vuestra vida esté en riesgo; temed si entregáis voluntariamente vuestra mente a Satanás y volvéis vuestro corazón en contra de Vuestro Señor. Nadie, Mis Niños, puede servir a dos amos -os lo He dicho- porque odiaréis a uno y amaréis al otro. Escoged ya y sed totales, que ya no hay tiempo.



    El Anticristo reina entre vosotros. No esperéis hasta que descubra su verdadera intención, en que ya será muy tarde para los que no han creído en Mi Santa Palabra y continuas advertencias de Mi Amadísima Madre ¿Podéis comprender a lo que os insisto?



    Todas las señales están ahí, ¿qué esperáis, Mis Pequeños, para huir a los montes y no dejaros marcar por la marca de la Bestia? Es la señal del principio del fin.



    A aquellos que no creen en Mis Profetas más le valdría amarrarse una piedra del molino al cuello que esperar lo que viene sin la protección Divina ¿Comprendéis de lo que os hablo? Instruiros en los temas que os conciernen hoy. Leed a Mis Profetas de antiguo y a los de hoy, que veréis que los verdaderos no se oponen unos a otros en absoluto, sino que corroboran lo dicho hace milenios.



    Por favor, Mis Niños, no os dejéis marcar. Apagad vuestros aparatos televisivos y sed cautos en cada letra que entre por vuestros sentidos. Sed cautos con lo que veis y oís; entended que los sentidos son ventanas del alma por donde entra a vosotros tanto lo bueno como lo malo. Es tiempo de cuidaros grandemente y volved a Dios, que ya no hay tiempo.

 



SEGUNDO MISTERIO

 DE MI PASIÓN DESDE EL MONTE DE LOS OLIVOS:

(EL SUFRIMIENTO EN EL CUERPO DE NUESTRO SEÑOR)
 


    Mis Niños, ¿cuántas de las enfermedades que tanto os hacen sufrir son creadas por la misma tecnología que adoráis como si fuese un Dios? ¿No adoráis aún más al televisor que a vuestro Dios? ¿Cuanto tiempo y dedicación dais a este aparato y cuanto al Padre Amado? ¿Defendéis vuestro tiempo de oración como el dedicado al televisor? ¿Seguís la Santa Misa con el fervor que un programa televisivo? Con vuestra respuesta podréis comprender y saber quien es vuestro Amado Dios.



    Los alimentos que consumís están llenos de tóxicos creados por las compañías que os los venden y eso es lo que os enferma, ¿y culpáis a Mi Padre? Estas enfermedades que han sido creadas por el hombre mismo en laboratorios para matar a pueblos enteros. Estos mismos hombres son los que han encumbrado al Anticristo, que lo poco que quede (en él) de hombre será absorbido por el mal y nada de humanidad quedará en él. Aún tiene por delante años de poder total, ¿qué no hará, Mis Niños…? pero con vuestra alma en Mis Santas Manos, nada puede haceros, si no le entregáis vuestra obediencia. Resistid y refugiaos en Mí que no son sólo guerras fratricidas sino enfermedades, guerras químicas, atómicas las que se os vienen encima. Todo esto depende de un solo hombre, ¿cuándo, en la historia de la humanidad, un solo hombre había tenido tanto poder? Preguntaos esto y después poneos a dudar de Mi Advertencia, ¿Cuándo?

 



TERCER MISTERIO:

 DEL DOLOR DEL PENSAMIENTO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO EN EL MONTE DE LOS OLIVOS:
 


    Mis Niños, ¿Vosotros no creéis que en esos momentos vi a quien detentaría el poder final y después de maldecir Mi Santo Nombre y buscar por todos los medios de que dispone para desprestigiar a Dios Mismo y quitarle del lugar que sólo a Él digna y genuinamente corresponde usurparía el Trono?, sino ¿para qué “destronar" a Dios Jesucristo Rey de reyes y Señor de señores sino es para coronarse él mismo? Esto Yo lo Sabía y Sudé Sangre por ello, por ver como engañaría a millones de Mis hijos de los Últimos Tiempos, y aún, Mis pequeños, Me Hacéis Sudar Sangre al comprobar que dos milenios de Iglesia no han servido para daros la fuerza de oponeros al mal que intenta más que arrebatar vuestra alma, como afrenta a Dios Padre. La cedéis con una facilidad que hace clamar y derramar lágrimas al Cielo entero. Oponeos al mal que habita en vosotros, al que está en vuestros pensamientos, a los deseos pecaminosos de vuestro corazón. Si no Me solicitáis ayuda, YO no puedo intervenir en vuestro favor ¿Que más prueba necesitáis, como el pobre mendigo y el rico? (**)

 



CUARTO MISTERIO:

 EL SUFRIMIENTO ESPIRITUAL DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO EN EL MONTE DE LOS OLIVOS

 


    Mis Niños: Vuestra alma debe ser receptáculo y Trono de la Santísima Trinidad. Es un trono lo que tenéis ahí dentro, en el alma: Si vosotros quitáis a Dios Padre de El Trono, éste quedará vacío y el Maligno se sentará en él, de la misma manera en que lo hará en Mi Templo Santo. Vosotros debéis tener ahí a Dios Padre o vuestro trono -que es vuestro más preciado don y regalo del Cielo, que es vuestra Alma espiritual- será tomada por Satanás ¿Lo creéis, lo comprendéis, haréis algo al respecto o mientras os reís como bobos frente al televisor y ponéis vuestra mente en blanco daréis vuestra alma al Maligno para que la lleve a donde él habita por la eternidad? ¿Es eso lo que queréis? Si no lo es: Debéis oponeros, ocupar vuestra alma espiritual con Dios Padre para que no esté vacía y la llene Satanás con su maldad ¿Lo haréis o Me culparéis porque no Os Salvé cuando no me quisisteis ni dar vuestra santa mano para que Os la tome y con Infinito Amor os dirija al Bien? ¡Debéis decidiros ya y ser fieles a ello!

 



QUINTO MISTERIO

 DEL SUFRIMIENTO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO EN EL MONTE DE LOS OLIVOS POR EL DOLOR QUE CAUSARÍA EN SU SANTÍSIMA MADRE


 


    Mis Niños, los hermanos espirituales son los que buscaréis ahora para que os apoyéis unos a otros. Los hermanos carnales cada uno ha decidido, y la gran mayoría, como sois los hijos de los Últimos Tiempos, no habéis decidido por ningún partido sino por vuestra comodidad y egoísmo. No decidir, en estos tiempos maléficos, es decidir; porque la corriente del mundo os arrastrará hacia Satanás, y no a Vuestro Rey y Señor.



    Los pocos valientes que Me Siguen van en contra del mundo “contra mundum” y todavía vosotros los despreciáis, os burláis de ellos y los ignoráis como vuestro Divino Maestro fue ignorado y Abandonado en el Getsemaní. Mis Pobres fieles no tienen mejor situación que vuestro Maestro. ¿Los ayudáis, les ofrecéis vuestra ayuda o los dejáis solos, como a vuestro Divino Maestro? ¿Que tanto os cuesta ofreceros a ayudar a quienes dedican su vida a salvar la vuestra? Os lo solicito desde este nuevo Getsemaní en el que Me Encuentro porque Mis amigos hoy no son mejores que los de antaño, y lo mismo Os Pido: ¿No Me acompañareis en los jueves por la noche y madrugada en Mi Getsemaní
(1), no dejaréis ese aparato (televisor) que os tiene como idiotizados ni por una hora para velar con Vuestro Señor?, ¿ni eso haréis?

(1) Ver Anexo Nº 2

    Yo, Mis pequeños, a nada os obligo porque sois criaturas de Mi Padre y como tales sois libres. Mi Padre no ama la esclavitud, pero usad bien vuestra libertad que si la confundís con el libertinaje acabareis por estar atados, y vosotros sabéis que lo que está en riesgo es el destino eterno de las almas.



    Nadie más que cada uno puede decidir y con su decisión e influencia arrastrará al abismo a muchos o los elevará al Cielo. ¿A donde llegaréis con vuestra influencia con vuestros amigos, parientes y seres amados? ¿Iréis al Cielo u os despeñareis juntos al abismo del cual ya no hay salida? Aprovechad ahora que tenéis vida y no os descuidéis que el mundo es pestilencia y no creáis cuando os hablen de paz y bienestar, que estaréis en una falsa paz hasta que cada palabra dicha en las Sagradas Escrituras sea cabalmente Cumplida.

Vuestro Señor Jesucristo Verdad Misma os ha Hablado.

Cumplid con Mi Santa Voluntad o arriesgaos a perder vuestra alma. La decisión es enteramente vuestra, porque ya no podréis argumentar, lo que los auténticos inocentes que no conocían Mi Palabra: La conocéis y obrareis con vuestro regalo altísimo de la libre Voluntad.

Decidid por El Bien, que el camino al mal es sin retorno.

Os amo inconmensurablemente

Vuestro Amado, Vuestro Rey y Señor Jesucristo

Amen, Mis Niños

Amen, Mi Señor, Amen

 



(*) EL SANTO ROSARIO DE EL GETSEMANÍ (Dictado por Nuestro Señor Jesucristo a Y María del Getsemaní) Ver Santo Rosario en la parte superior de este sitio.

PRIMERO: LA AGONÍA SOCIAL EN EL GETSEMANÍ. A Nuestro Señor lo abandonamos todos cuando más necesitado de compañía estaba.

SEGUNDO: LA AGONÍA FÍSICA EN EL GETSEMANÍ. Nuestro Señor sufrió hasta Sudar Sangre

TERCERO: LA AGONÍA DEL PENSAMIENTO EN EL GETSEMANÍ. Nuestro Señor ve todos los pecados del hombre hasta nuestros días y conoce que a pesar de su Santo Sacrificio muchos se perderán.

CUARTO: LA AGONÍA ESPIRITUAL EN EL GETSEMANÍ. Al aceptar con infinito amor cargar con nuestros pecados, Nuestro Señor siente lo que el pecador, el peor de los suplicios: la lejanía del Padre, el vacío espiritual.

QUINTO: LA AGONÍA DE JESÚS EN EL GETSEMANÍ POR EL DOLOR QUE LE CAUSARÍA A SU AMADÍSIMA MADRE. Esto llevó su agonía hasta lo inimaginable, lo que su santísima Madre sufriría al acompañarlo en el Calvario y Crucifixión.

(**)”…Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos. (Lucas 16: 29-31)

(Jueves 13 a viernes 14 de Junio)

Año del Señor 2013

Y María del Getsemaní

 

ANEXO 1

EL SANTO ROSARIO DEL GETSEMANÍ

 

 

 

 Se reza con un rosario común (5 x 10). Por ejemplo en el Primer Misterio: El sufrimiento social, Padrenuestro, 10 Avemarías y un Gloria, y así los siguientes Misterios.

 

PRIMER MISTERIO DE LA AGONÍA  EN EL GETSEMANÍ.

El Sufrimiento SOCIAL De Jesús.

 

SEGUNDO MISTERIO DE LA AGONÍA EN EL GETSEMANÍ.

El sufrimiento CORPORAL de Jesús.

 

TERCER MISTERIO DE LA AGONÍA  EN EL GETSEMANÍ.

EL sufrimiento del  PENSAMIENTO  de Jesús.

 

CUARTO MISTERIO DE LA AGONÍA  EN EL GETSEMANÍ.

El sufrimiento ESPIRITUAL de Jesús.

 

QUINTO MISTERIO DE LA AGONÍA EN EL GETSEMANÍ.

El sufrimiento de Jesús por el DOLOR QUE LE CAUSARÍA A SU AMADÍSIMA  MADRE

 

 

 

Lectura recomendada: Mateo Cap. 24

 

 

 

ANEXO 2

Jesús se refiere a lo siguiente:

 

LA HORA DE GETSEMANÍ

 

JUEVES 11:00 P.M. HASTA LAS 3:00 A.M. DEL VIERNES

 

   

 

 

Entrar para leer instrucciones

 

Bajar este mensaje en pdf



 


 

 

 

Si quiere seguir con "Y María del Getsemaní"

 

Página Principal Y María del Getsemaní


 

 

 

Página anterior y principal (Meditaciones)

 

 Página siguiente (Tenéis que oponeros al mal)

 

 

 

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Reflexiones y mensajes de María

 

Mensajes: El Libro de la Verdad

 

Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

Prayers (English)

 

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.