¿QUÉ ES LA GRACIA DE LA COMPUNCIÓN Y PORQUÉ HAY QUE PEDIRLA?

 

 

 

 

 

La gracia de la compunción, que significa lo mismo que dolor, tristeza, abatimiento, pena, pesadumbre hay que pedirla a Dios. Difícil es que quien lo pida para sí o para otros, no le sea otorgada, pero hay que solicitarla con mucha fe.

 

Pero para qué sirve esta gracia y cómo puede ayudarnos.

 

La gracia de la compunción es una flecha poderosa que será lanzada desde el fondo de nuestra alma a esa gruesa burbuja o globo donde nos tiene atrapados el demonio, es una burbuja que nos impide ver a Dios y comprender que lo ofendemos con nuestros pecados. Dios existe para nosotros, pero lo sentimos lejano, poco nos acordamos de Él. Estamos tan inmersos en nuestros pecados y en nuestra vida de miseria que nada nos cuestionamos, ni siquiera tenemos interés en salir de ese estado. Estamos como hipnotizados por el demonio.

 

Cuando la flecha rompe la burbuja, empieza a entrar aire fresco a ese aire nauseabundo que hemos estado respirando por años. El pecado que hemos cometido 100 veces 100 y que nunca nos cuestionamos, empieza a producirnos dolor en nuestra alma. Una pena terrible. La persona aún no entiende lo que le sucede, vuelve a cometer el pecado y entonces ya el dolor es aterrador. Es trasladada al desierto, a la desolación, a la soledad más espantosa. Y por primera vez el alma ve su realidad, se mira y se encuentra horrible frente a los ojos de Dios…. Y se produce el cambio de vida. La persona se toma la cabeza a dos manos y se pregunta cómo pude llevar esa vida ¿en qué estaba pensando? ¿Por qué no me di cuenta antes?

 

Ustedes se preguntarán, pero cómo puede alguien en ese estado de pecado tomar conciencia que debe pedir algo así. Claro que no lo va a pedir por sí mismo, pero otras personas cercanas si lo pueden hacer para él o ella. Puede ser que el mismo Dios se la otorgue, un regalo divino.

 

 ¿Cómo piensan ustedes que personas pecadoras se hayan convertido de la noche a la mañana? Por el dolor de los pecados cometidos, por ahí se comienza el cambio de vida.

 

 

Pero que nos dice Jesús:

 

Pide la gracia de la compunción. Por el acto de compunción, el alma es conducida a un verdadero arrepentimiento.  Hueso de Mi Hueso, carne de Mi Carne, permíteme aumentar Mis derechos sobre ti para disminuir todo lo que pueda interferir con Mis derechos. En otras palabras, permíteme aumentar en ti para llenar donde te falte. Quiero que se te encuentre digno de Mi Reino.

 

 

 

Portada

 

Página principal (Hablemos de....)

 

Página siguiente (El Acto de Amor)

 

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Reflexiones y mensajes de María

 

Mensajes: El Libro de la Verdad

 

 Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

Prayers (English)

 

 

 

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.