Bienaventurados los que me buscan

 

 

    ¿He de dejar tu alma como un desierto para siempre? ¿O estoy aquí para ser tu Lámpara y ungirte? Yo estoy contra todo orgullo y arrogancia, contra todo lo que es altanero y deshonroso, contra todos los oradores altivos, contra los apóstatas. Si tú eres uno de estos,

¿Cómo aprenderá tu espíritu los misterios de Dios?

 ¿Ves ahora cómo te concedo el Espíritu de Gracia para que siembre en ti Mis semillas celestiales y haga germinar en ti un Edén, sembrando en tu interior una variedad de semillas  que brotarán, convirtiéndose en distintos árboles de incienso y en diversas plantas?

 

    ¡Bienaventurados los que Me buscan fervientemente y Me encuentran, cayendo en Mi Abrazo: serán transfigurados y Yo los colmaré de una alegría inefable!

   Bienaventurados los que Me puedan poseer: Yo los invadiré totalmente con Mi Brillante Luz, enriqueciéndoles de Divinos tesoros. Entonces tú también desearás una unión nupcial con Nuestra Deidad, con Nosotros, sabiendo que Dios inflama el alma para que no desee nada más que estar con Dios y cantarle, volviéndose un tema de alabanza, un verso de los Salmos, una diadema, un altar para el Altar, una torre de marfil, un campo de lirios, asombrando incluso a los Ángeles.

 

  Entonces tus brotes formarán un huerto y florecerán. Serás como un jardín cercado por Mis Brazos, una fuente sellada con Mi Abrazo. Y entonces podré decir: Yo tengo ahora acceso a Mi jardín, un amplio sendero de gracia que poseo enteramente y, antes de que se levante el viento de la aurora, antes de que alguien se mueva, antes de que huyan las sombras, iré a la montaña de mirra, a las colinas de árboles de incienso y a Mis arriates de especias, y Me deleitaré de manera incomparable.

 

   En ese día de bodas envolveré a Mi bienamado(a) en el resplandor del cielo con las virtudes angélicas, pero también con la gloria de Mí Mismo. Y Mi bienamado(a) Me alabará, cantando:

 

    "Antaño estaba muerto, pero ahora Tú me has dado la vida y he vuelto a ser. No sólo has juntado los huesos resecos, conectando entre sí las articulaciones, sino que has infundido en este cuerpo sin vida Tu Aliento de resurrección, vivificándome. Y en mis miembros inertes has colocado el Sol de justicia, compartiendo Tu inefable Luz, convirtiéndome en luz yo mismo. Cuando al principio  abrí la puerta de mi corazón a mi Bienamado, ¡Él se dio la vuelta y se fue! Mi alma desfalleció ante Su huida.  No lo pude comprender hasta que grité tras Él para que volviera y me lavara de todas mis impurezas y exhalara en mí Su Fragancia. Le pedí a mi Bienamado que viniera a Su dominio y jardín, para dar vida a todo lo que estaba marchito y transformarlo en un Edén. Así pues, mi Bienamado regresó de Su huida y restauró lo que estaba muerto. Él exhaló su aliento sobre mi jardín para esparcir su dulce aroma por todas partes. Y ahora puedo atreverme a decirle:

  

"Que mi Amado venga a Su jardín,

que saboree sus frutos más exóticos, 

pues son puramente angélicos.

Que Él venga ahora y recoja

Su mirra y Su bálsamo;

es todo Suyo.

Yo soy ahora su jardín vallado

Sólo para Su Majestad..."

 

    Y Yo por Mi parte, edificaré la piedad interior en ti, Mi bienamado. Vallaré Mi jardín y lo rodearé con Mis Brazos, lo abrazaré de esta manera. El Divino Conocimiento te será entonces enseñado, por la Santa Sabiduría, para permitirte estar un día a Mi servicio y también al servicio de los demás. Y ahora me daré totalmente a ti y saciaré tu alma de Divina ternura. Aunque algunas veces el resplandor de Mi Luz te parecerá insoportable, como si estuvieras ardiendo, tu mente y tu ser entero se inflamarán y se harán uno con Mi Llama.

 

  De ahí en adelante, tú serás Mi posesión y Yo seré tu posesión. Te sujetaré firmemente y no te dejaré partir; y tú, a tu vez, Me sujetarás firmemente y no Me dejarás partir; corazón por Corazón, amor por Amor. Triunfo para Mí tras los persistentes asaltos de Mi Amor. 

 

        

Portada

Página anterior y principal (Meditaciones)

  Página Siguiente (Pide la gracia de la compunción)

 

 

Páginas nuevas:

Videos de música religiosa (popular)

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

 

Oraciones a la Santísima Virgen

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.